Publicado: 17 de Julio de 2018

A muchos de nuestros fieles compañeros les ataca la ansiedad por la separación cuándo les dejamos solos en casa. Pero, ¿Cómo evitamos que esto ocurra?

Ya que es imposible que en todo el día no te muevas de tu casa y tu perro se quede solo, te damos unos consejos para evitar este desastroso problema cada vez que te ausentas de tu hogar.

Los paseos con ellos son necesarios, pero además de hacer sus necesidades, a tu mascota le viene bien un poco de juego. El paseo debe ser contundente en cuanto a que el perro debe cansarse haciendo ejercicio. Además de cansar su mente con juegos o aprendiendo trucos. Unas sabrosas galletas caninas, ayudaran a su estimulación. Si es que no puedes dedicarle tanto tiempo a estos momentos del día, siempre puedes hacerte con el apoyo de un paseador profesional. 

El famoso Kong siempre funciona. Dejar a tu perro en casa con ese juguetito que le deja entretenido intentando sacar la comida que lleva dentro, hará que no se dedique a destrozar otras cosas. Es importante que siempre se lo des cuando te ausentas de casa, para que así, relacione tu ausencia con algo divertido y con un alimento que no suele tener que le encante. 

Puedes esconderle sus premios favoritos por la casa, así, en tu ausencia, ejercitarán su inteligencia y su olfato, y al encontrar su premio se ensañarán con él, en vez de con tus muebles. 

El Vicks Vaporub que usamos para nuestras congestiones, no es tóxico para los perros, pero si les ahuyenta su olor. Untar un poco en los muebles o zonas en las que suelen ensañarse, les hará repelerlas para siempre.

Si además, tu perro es de los que tienen la manía de subirse a la mesa en busca de comida, unos gajos de algunos cítricos son una buena solución para que a tu perro se le quiten las ganas de volver a hacerlo, ya que odian su sabor.

Los juegos cognitivos son siempre una buena opción para mantener la mente de tu mascota ocupada. Y es que ellos, antes tenían que buscarse la vida para subsoistir pero ahora en nuestras casas se lo demos todo hecho: comida, agua, cama... Ponérselo un poco difícil para que les cueste conseguir algún tipo de premio, puede mantener a tu perro estimulado y cansándose todo el tiempo que te encuentras ausente. Y recuerda que no es necesario que te gastes una cantidad de dinero en juguetes. Un tupper con agujeros y unas salchichas dentro, puede valerte. Recuerda que tiene que ser complicado conseguirlo, pero nunca imposible.